lunes, 26 de marzo de 2012

Personas con discapacidad

La Ley 26/2001, de 1 de agosto, de adaptación normativa a la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad, en su articulo 15, introduce una modificación en la Ley de Propiedad Horizontal cuyo contenido exponemos a continuación:

Artículo 15. Modificación de la Ley 49/1960 de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal. 

Uno. Se modifica el apartado 2 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal, que queda redactado del siguiente modo:


"2. Asimismo, la comunidad, a instancia de los propietarios en cuya vivienda vivan, trabajen o presten sus servicios altruistas o voluntarios personas con discapacidad, o mayores de setenta años, vendrá obligada a realizar las actuaciones y obras de accesibilidad que sean necesarias para un uso adecuado a su discapacidad de los elementos comunes, o para la instalación de dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan su comunicación con el exterior, cuyo importe total no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes.


Lo dispuesto en este apartado no será de aplicación cuando la unidad familiar a la que pertenezca alguno de los propietarios que forman parte de la comunidad tenga ingresos anuales inferiores a 2’5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, excepto en el caso de que las subvenciones o ayudas públicas a las que esa unidad familiar pueda tener acceso impidan que el coste anual repercutido de las obras que le afecten, privativas o en los elementos comunes, supere el treinta y tres por ciento de sus ingresos anuales."

Dos. Se modifica el apartado 3 del artículo 11 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal, que queda redactado del siguiente modo:

"3. Cuando se adopten válidamente acuerdos para la realización de obras de accesibilidad, la comunidad quedará obligada al pago de los gastos, aun cuando su importe exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes"

Dos son, pues la principales novedades de la modificación de la LPH:

1.- Amplía el período de mensualidades ordinarias a tener en cuenta para que la comunidad venga obligada a la realización de obras encaminadas a suprimir barreras arquitectónicas, que pasa de tres a doce. Es decir, si el importe de la obra a ejecutar no supera el montante de 12 cuotas ordinarias (por propietario) la comunidad vendrá obligada a ejecutarla sin necesidad de acuerdo. Si el importe de la obra supera dicho montante será necesario acuerdo al respecto.

2.- Introduce una excepción. Si la unidad familiar a la que pertenezca alguno de los propietarios tiene ingresos anuales inferiores a 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) quedará exenta de dicho pago, salvo que las subvenciones o ayudas publicas a que la citada unidad familiar pueda tener acceso impidan que la repercusión de las obras que le afecten , privativas o en los elementos comunes, supere el 33% de sus ingresos anuales.

domingo, 25 de marzo de 2012

Pisos Frescos, Juntas Calientes.

Un año más se acerca el verano y con él la polémica sobre instalación de aparatos de aire acondicionado en nuestras comunidades. Es cierto que condensadores y evaporadores ya se han convertido en elementos habituales en nuestro paisaje urbano, pero ¿Cumple su instalación con la normativa municipal?, ¿Se habrán cumplido las prescripciones de la Ley de Propiedad Horizontal en todos los casos?, ¿Puede la comunidad de propietarios autorizar instalaciones contrarias a las Ordenanzas municipales? y, al contrario ¿Puede invocarse la obtención de la licencia municipal para proceder a la ejecución de la instalación sin autorización o contraviniendo los acuerdos comunitarios sobre la materia?. Quien más quien menos sabrá que nos encontramos ante uno de los temas estrella de las Juntas vecinales, causante de no pocos conflictos entre propietarios y generador per se de una abundante y no siempre pacífica jurisprudencia al respecto. Para hacernos una idea,  mencionar, que en el período 2002-2011 han sido 1.151 las sentencias dictadas por nuestras Audiencias Provinciales en relación con el tema que nos ocupa y 39 las del Tribunal Supremo, desde 1970. Con este panorama, desde OFFICIUM ADMINISTRADORES, creemos que se hace necesario un planteamiento de conjunto sobre el particular, que venga a esclarecer la situación, dotando a los propietarios y a las comunidades de un arma útil a la hora de conocer y defender sus derechos. Y esta es, nada más y nada menos,  la finalidad fundamental de este breve estudio.

Acceda a nuestro estudio en la sección MONOGRAFÍAS o pinchando aquí

viernes, 23 de marzo de 2012

Se acabaron los malos humos.

La Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, modificada por Ley 42/2010, dispone en su artículo 7:

"Se prohíbe fumar, además de en aquellos lugares o espacios definidos en la normativa de las Comunidades Autónomas, en:
m. Ascensores y elevadores.
s. En cualquier otro lugar en el que, por mandato de esta Ley o de otra norma o por decisión de su titular, se prohíba fumar
w. Recintos de parques infantiles y áreas o zonas de juego para la infancia, entendiendo por tales los espacios al aire libre acotados que contengan equipamiento o acondicionamiento destinados específicamente para el juego y esparcimiento de menores.
x. En todos los espacios cerrados de uso público o colectivo."


Ateniéndonos al tenor literal del artículo, y a falta de jurisprudencia al respecto, podemos afirmar que, en principio, existe prohibición de fumar en todos los espacios cerrados del edificio, ya sean elevadores o ascensores (mencionados expresamente por la Ley) o escaleras, portales, pasillos, descansillos o cualquier otro elemento común que se encuentre cerrado.

Está permitido fumar en las zonas al aire libre, salvo que las mismas estén acotadas y destinadas, por equipamiento o acondicionamiento, al juego de menores. Por ello se hace recomendable que si la Comunidad o Urbanización tienen jardines o parques infantiles acoten el espacio de los mismos donde no se podrá fumar, quedando el resto de zonas al aire libre fuera de la prohibición.


En el caso de las Comunidades de propietarios se añade un caso más; el de la letra s. del citado artículo 7, que prevé la posibilidad de que la Comunidad decida en Junta extender la prohibición de fumar a otras zonas.


jueves, 22 de marzo de 2012

¿Se pueden realizar las notificaciones comunitarias mediante "buzoneo"?

El artículo 16 de la Ley de Propiedad Horizontal establece que la convocatoria de las Juntas la hará el presidente y, en su defecto, los promotores de la reunión, con indicación de los asuntos a tratar, el lugar, día y hora en que se celebrará en primera o, en su caso, en segunda convocatoria, practicándose las citaciones en la forma establecida en el artículo 9.

A su vez, el artículo 9 L.P.H., recoge en su apartado h) como obligación de cada propietario, la de comunicar a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad, por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción, el domicilio en España a efectos de citaciones y notificaciones de toda índole relacionadas con la comunidad. En defecto de esta comunicación se tendrá por domicilio para citaciones y notificaciones el piso o local perteneciente a la comunidad, surtiendo plenos efectos jurídicos las entregadas al ocupante del mismo.


Pues bien, la Sección 21ª de la  Audiencia Provincial de Madrid en su sentencia 413/2011, de 21 de septiembre considera que, no estableciendo nuestra Ley de Propiedad Horizontal cuál deba ser la forma concreta en que deba realizarse la citación o comunicación a un propietario en la vivienda que forma parte de la comunidad, y ello conforme a las propias previsiones contenidas en el artículo 9. h), la convocatoria realizada a los propietarios dejando la correspondiente citación en su buzón es una forma correcta de convocar a los mismos a Junta, siendo suficiente igualmente para comunicar a los mismos los acuerdos adoptados, el dejar el resultado de las actas en su buzón.