lunes, 26 de marzo de 2012

Personas con discapacidad

La Ley 26/2001, de 1 de agosto, de adaptación normativa a la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad, en su articulo 15, introduce una modificación en la Ley de Propiedad Horizontal cuyo contenido exponemos a continuación:

Artículo 15. Modificación de la Ley 49/1960 de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal. 

Uno. Se modifica el apartado 2 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal, que queda redactado del siguiente modo:


"2. Asimismo, la comunidad, a instancia de los propietarios en cuya vivienda vivan, trabajen o presten sus servicios altruistas o voluntarios personas con discapacidad, o mayores de setenta años, vendrá obligada a realizar las actuaciones y obras de accesibilidad que sean necesarias para un uso adecuado a su discapacidad de los elementos comunes, o para la instalación de dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan su comunicación con el exterior, cuyo importe total no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes.


Lo dispuesto en este apartado no será de aplicación cuando la unidad familiar a la que pertenezca alguno de los propietarios que forman parte de la comunidad tenga ingresos anuales inferiores a 2’5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, excepto en el caso de que las subvenciones o ayudas públicas a las que esa unidad familiar pueda tener acceso impidan que el coste anual repercutido de las obras que le afecten, privativas o en los elementos comunes, supere el treinta y tres por ciento de sus ingresos anuales."

Dos. Se modifica el apartado 3 del artículo 11 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal, que queda redactado del siguiente modo:

"3. Cuando se adopten válidamente acuerdos para la realización de obras de accesibilidad, la comunidad quedará obligada al pago de los gastos, aun cuando su importe exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes"

Dos son, pues la principales novedades de la modificación de la LPH:

1.- Amplía el período de mensualidades ordinarias a tener en cuenta para que la comunidad venga obligada a la realización de obras encaminadas a suprimir barreras arquitectónicas, que pasa de tres a doce. Es decir, si el importe de la obra a ejecutar no supera el montante de 12 cuotas ordinarias (por propietario) la comunidad vendrá obligada a ejecutarla sin necesidad de acuerdo. Si el importe de la obra supera dicho montante será necesario acuerdo al respecto.

2.- Introduce una excepción. Si la unidad familiar a la que pertenezca alguno de los propietarios tiene ingresos anuales inferiores a 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) quedará exenta de dicho pago, salvo que las subvenciones o ayudas publicas a que la citada unidad familiar pueda tener acceso impidan que la repercusión de las obras que le afecten , privativas o en los elementos comunes, supere el 33% de sus ingresos anuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario